¿Por qué me despierto muchas veces por la noche?

Info

Ese fabuloso vecino que juega a las canicas de madrugada o la necesidad de ir al baño a altas horas de la noche pueden ser la razón de que te despiertes varias veces. ¿Si me despierto muchas veces, qué hago?

Gran parte de las personas se desvelan una o dos veces por la noche. Las causas por las que puede ocurrir pueden ser muy variadas, desde un consumo excesivo de cafeína o alcohol, un lugar inadecuado para dormir, trastornos de sueño u otras condiciones de salud.

Con suerte, vuelves a dormirte rápidamente, pero esto no siempre se da, y el resultado es un sueño de mala calidad que te lastra al día siguiente y te impide estar fresco. Es de gran importancia averiguar cuales son las causas de tu despertar y tratar de remediar el problema.

me despierto muchas veces por la noche

Un adulto necesita dormir una media de 8 horas para tener un buen estado de salud. Este tiempo se divide en varias etapas donde el sueño es ligero, profundo y REM.

La mayor parte del sueño profundo ocurre al principio de la noche, y el sueño REM, que es donde realmente descansamos, ocurre poco antes de despertar por la mañana, y paradójicamente, es cuando más fácil nos podemos desvelar.

Aunque la mayoría de personas tienen una noche intranquila de vez en cuando, si se repite de forma crónica puede afectar a tu salud física y mental negativamente.

A continuación expondremos algunas de las razones más comunes del insomnio, los despertares nocturnos y posibles soluciones para devolverte el sueño que te mereces. 

Causas de los despertares en mitad de la noche

La Sociedad Española del Sueño señala que la falta de sueño puede provocar una serie de problemas de salud crónicos, como obesidad,  enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión. Si tienes una falta de sueño, corres el riesgo de sufrir “micro-sueños” o breves episodios de sueño de 5 a 15 segundos que suponen un peligro para las actividades diarias

Para asegurar de que duermes lo suficiente y evitar consecuencias negativas para la salud, analizaremos algunas posibles causas:

Apnea del sueño

Seguro que te ha pasado alguna vez roncar como un pirata y despertarte de repente con tu propio ruido. Esto en sí, es normal, pero cuando se convierte en un problema reiterado es posible que sufras un trastorno del sueño llamado apnea del sueño.

La apnea del sueño es un problema donde las vías respiratorias se obstruyen repetidamente mientras duermes, lo que puede reducir o detener por completo la respiración y aporte de oxígeno.

Si sospechas que puedes padecer de este problema, algunos signos son: jadeo durante el sueño, ronquidos fuertes, gran fatiga durante el día, sequedad de la boca al despertar, dolor de cabeza al levantarte y disminución de las capacidades motoras, memoria y concentración.

Remedios contra la apnea del sueño

Para estar seguro, es recomendable acudir a un médico especializado en sueño para que diagnostique tu problema. Algunas de las soluciones que existen son:

Dispositivos respiratorios y boquillas

Estos aparatos suelen ser la primera solución que se ofrece cuando una persona padece de apnea del sueño. Un dispositivo común es una máquina CPAP (Presión continua en las vías respiratorias, sus siglas en inglés), cuya función es la de aumentar la presión del aire en las fosas nasales para evitar que las vías se cierren. 

Resultado de imagen de CPAP

Lo cierto es que son aparatos que impactan bastante a la vista, ya que pareces un buzo mientras duermes, pero su efectividad suele ser bastante alta. A pesar de ello, no es lo más cómodo del mundo dormir con una máscara en la cabeza.

Otra opción son las boquillas que ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas y sin obstrucciones.

Pérdida de peso

El 72% de las personas con apnea del sueño tienen sobrepeso o obesidad, este sorprendente dato es un claro motivo para perder algo de peso de cara a mejorar la calidad de tu sueño.

Cirugía  

Si tienes amígdalas hiperdesarrolladas u otras obstrucciones físicas en las vías respiratorias superiores una cirugía podría ser un paso recomendable. Algunas cirugías posibles son la amigdalectomía o el avance maxilar.

Descongestionante nasal

En algunos casos, la congestión nasal puede ser la simple causa de la apnea del sueño. Los descongestionantes pueden ayudar a eliminar el exceso de mucosidad, reducir la inflamación y abrir las vías respiratorias.

Ir a orinar con frecuencia

Un clásico es despertarte en mitad del sueño para ir a hacer pis. Si esto ocurre con frecuencia, puede que padezcas nocturia, un exceso de orina por la noche que causa la interrupción del ciclo del sueño.

me levanto para ir al baño por la noche
Algo curioso es que una de cada tres personas mayores de 30 años se despierta más de una vez para ir al baño por la noche, aunque esto suele ser más frecuente en personas mayores de 60 años.

Algunas causas de la nocturia son:

  • Beber líquidos justo antes de dormir
  • Beber alcohol, café u otras bebidas con cafeína antes de dormir
  • Infección del tracto urinario
  • Infección de la vejiga

Remedios contra la nocturia

Existen numerosos remedios para despertarse en mitad de la noche si vas al baño más de la cuenta por la noche:

  • Reducir la ingesta de líquidos por la tarde-noche. Es preferible reservar un mayor aporte de agua u otro líquido por la mañana.
  • Elevar las piernas o utilizar calcetines de compresión por la noche para redistribuir el líquido en el torrente sanguíneo

Ansiedad o depresión

Los problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión pueden provocar dificultades para conciliar el sueño o provocar despertares nocturnos frecuentes. 

La falta de sueño a su vez, complica aún más el estado psicológico de la persona, convirtiéndose en un círculo vicioso demoledor. Esta situación es bastante compleja de abordar, y proponer soluciones a la ligera no es sensato. Existen una larga lista de posibles causas, desde lesiones cerebrales hasta trastornos conductuales y de personalidad.

no consigo dormir mucho

Algunos abordajes terapéuticos que han demostrado ser efectivos para mejorar la calidad de sueño en personas con depresión son las siguientes:

  • Terapia cognitivo-conductual. Su objetivo es el de identificar y reemplazar pensamientos que provocan el insomnio o las dificultades para dormir.
  • Mantas. Dormir con una manta pesada y densa puede resultar beneficioso para la calidad del sueño. Numerosos estudios han encontrado efectos positivos en la calidad del sueño, ansiedad e insomnio.
  • Actividad física. Sobre todo el ejercicio aeróbico como trotar, montar en bici, nadar o hacer senderismo, favorecen la liberación de endorfinas que aumentan la sensación de felicidad y como consecuencia, a un sueño más reparador.
  • Nutrición y suplementación. Es importante evitar sustancias estimulantes como cafeína, teína o taurina durante una temporada para mejorar la calidad de sueño, aunque los primeros días son complicados, merece la pena. Otra opción recomendable es la suplementación con melatonina, que ayuda a reducir el tiempo de conciliación del sueño y mejora su calidad.
  • Técnicas de relajación. Como la meditación, el yoga y el mindfulness,  pueden ayudar a relajar tus músculos, armonizar tus pensamientos y reducir la ansiedad.

Calor y sudores nocturnos

Que en tu habitación haga más calor que en la panadería de Mordor no es lo más recomendable para tu calidad de sueño.

Si das vueltas durante toda la noche en la cama por sudores nocturnos, unas sábanas empapadas y una sed abrumadora, es probable que te despiertes más de una vez. Este problema afecta al 3% de la población y repercute directamente en la salud.

me despierto muchas veces por la noche por la calor

Para evitar estas incómodas situaciones, trata de ajustar una temperatura adecuada. Es aconsejable que la habitación esté ligeramente fresca, en torno a unos 15 grados. Ojo, mucho cuidado con los ventiladores y el aire acondicionado, ya que dejarlos puestos toda la noche puede provocar otros problemas derivados.

También es buena idea invertir en un colchón que permita una buena transpirabilidad y que sea cómodo. Existen colchones con partículas de cobre y espuma que no dan apenas calor

¿Qué hacer si me despierto muchas veces por la noche?

Como has podido ver, hay más de una razón que provoca que te despiertes en mitad de la noche. Tener un sueño a trompicones puede hacer que estés cansado, irritado y torpe. Hay personas que pueden rendir si han dormido poco, pero no son la mayoría, por lo que es importante tomar medidas sobre el asunto.

El primer paso para conseguir un sueño supremo es averiguar qué causa su interrupción en medio de la noche.  Ya sea ansiedad, sudores nocturnos o ir al baño, determinar el problema puede facilitarte encontrar una solución.

Espero haberte aportado conocimiento sobre este tema y puedas de una vez por todas, dormir como un bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *